PLANIFICACIÓN CENTRADA EN LA PERSONA EN NUESTRA ENTIDAD

30/06/2016

191_420_pip

En los últimos años nuestra entidad ha venido desarrollando diversos programas y Buenas Prácticas basadas en la Planificación Centrada en la Persona (en adelante PCP), pero ¿qué es la PCP, cómo surge este nuevo paradigma y qué implicaciones tiene en nuestra labor y en la vida de nuestras usuarias?

En primer lugar, la PCP es un marco teórico y un modelo de práctica donde las protagonistas, los elementos centrales del proceso de planificación, son las personas a las que van dirigidos los apoyos. Es decir, nuestras usuarias.

La principal diferencia frente a los modelos de planificación centrados en los servicios, es que éstos se flexibilizan para adaptarse a las necesidades y deseos de las usuarias, y no al contrario.

La filosofía en la que se basa la PCP es consecuencia de los cambios sociales y culturales que se han producido en las últimas décadas, en relación al modo de comprender y dar respuestas ante la discapacidad.

Como sabemos, en la historia se han ido sucediendo diversos modelos de atención, que respondían a distintas visiones acerca de la discapacidad: desde la prescindencia, marginación u ocultación de las personas con discapacidad, pasando por el modelo médico-rehabilitador, hasta un modelo social.

Algunas de estas visiones coexisten o no llegan a desaparecer del todo, lo que nos lleva al momento actual, en que hablamos y luchamos por un modelo de inclusión, derechos y autodeterminación.

Esto, a efectos prácticos, implica que las decisiones con respecto a los servicios no dependen en exclusiva de los profesionales, sino que responden a las necesidades detectadas tras un proceso de escucha activa a nuestras usuarias. Se trata de un proceso en el que todos y todas estamos aprendiendo.

Por un lado, las profesionales debemos ser más flexibles para adaptarnos a las nuevas exigencias. Por su parte, las usuarias ahora tienen un papel protagonista y deben tomar decisiones con respecto a su propia vida. Algo que, como a todos nos ha pasado, también deben aprender a base de práctica, de conocerse a una misma y, por qué no, de equivocarse.

EXPERIENCIA PILOTO

A lo largo del año 2014 se ha llevado a cabo una experiencia piloto de implantación en la entidad de la metodología PCP, en la que participaron 7 usuarias del centro. Una vez finalizado el proceso, se evalúa  y se decide continuar con el mismo en aquellos casos en los que la persona y su círculo de apoyo así lo desearan.

TENGO UN PLAN

En el año 2015 otras 11 usuarias de nuestra entidad se han incluido en un nuevo programa de formación en PCP, denominado “Tengo un Plan”. Gracias a esta buena práctica las personas con discapacidad intelectual han establecido objetivos de trabajo para su programa individual del año 2016.

PLANEANDO PLANES DE VIDA, VIVIENDO VIDAS CON PLANES

En la actualidad, la línea de trabajo iniciada con la PCP continúa con el desarrollo de esta Buena Práctica, denominada: “Planeando planes de vida, viviendo vidas con planes”.

En nuestra experiencia piloto aplicamos la PCP de forma bastante fiel a como se plantea este proceso. Después de una reflexión sobre el desarrollo y los resultados, vimos que existía dificultad para poder aplicar la metodología a la totalidad de nuestras usuarias con los recursos con los que contábamos, así como dificultades en las propias personas con discapacidad intelectual para el autoconocimiento y la toma de decisiones.

Así surge la necesidad de esta nueva propuesta,  más flexible, que persigue el objetivo principal de apoyar a las personas en sus planes de vida, utilizando como guía la filosofía dela PCP. Para ello es crucial que apoyemos a nuestras usuarias para que descubran sus preferencias y deseos. Empoderarlas para que planifiquen su día a día, sus actividades, y que su vida sea más acorde con lo que desean y es importante para ellas.

En este sentido, se han incorporado en las programaciones de los talleres ocupacionales contenidos específicos sobre el autoconocimiento, conceptos abstractos  (meta, sueño, futuro), sobre qué es un plan de atención individual y un plan de vida.

Actualmente se están llevando a cabo los planes de vida de las participantes y movilizando los apoyos y recursos necesarios para dar cumplimiento a las metas personales que cada una de ellas se ha planteado.

Somos conscientes de que esta práctica supone un reto y un giro más en nuestra forma habitual de trabajar, un cambio en el papel de los profesionales y en la cultura de la organización. No obstante, nuestra motivación es lograr que todas las personas puedan vivir de acuerdo a sus planes, sueños y anhelos, cada vez más lejos de los condicionantes de la organización.

Compartir: